Comida

Quinoa con romanesco

Romanesco

El romanesco es una maravilla de la naturaleza. Es una de las verduras más bonitas que conozco.😍

Este híbrido de brócoli y coliflor es ideal para las personas a las que no les gusta el sabor de estas dos hortalizas, ya que el romanesco tiene un sabor mucho más neutro.

Por 1,50€ puedes disfrutar de su belleza y sus beneficios. Es rico en vitamina C y K, hierro y calcio.

En esta ocasión he hecho quinoa con romanesco. ¡Ahí va la receta!

INGREDIENTES

Para 4 personas

1 Cebolla

1/2 Pimiento rojo

2 Dientes de ajo

1 Tomate o 1/2 lata de tomates en trozos

1 Romanesco pequeño

1 Calabacín pequeño

1 Trozo de calabaza

10 Setas ostra

2 Tazas de garbanzos cocidos o un bote

2 Tazas de quinoa que hayas puesto a remojo la noche anterior

1 c/s de cúrcuma y pimienta

1 c/s de pimentón dulce

1 c/p de pimentón picante

1 c/s de comino

1 c/s de sal integral o del Himalaya

Agua y aceite de oliva

PREPARACIÓN

En una sartén estilo Wok ponemos un chorrete de aceite de oliva.

Sofreímos la cebolla, el ajo y el pimiento bien picado.

Cuando el sofrito esté dorado ponemos el tomate. A continuación, añadimos las verduras cortadas en trozos medianos y la quinoa que previamente hemos puesto a remojo toda la noche y que habremos aclarado varias veces en un colador.

Ahora ponemos las especias y la sal y añadimos agua hasta la mitad de la sartén.

Por último ponemos las setas cortadas a la mitad (si no son muy grandes) y los garbanzos cocidos y dejamos cocer 10 minutos con la tapa puesta. Una vez hayan transcurrido los 10 minutos, apagamos el fuego y dejamos reposar.

Haz una cata, si es necesario, rectifica las especias y la sal.

¡Listo para disfrutar!

Quinoa con romanesco.jpg

NOTAS

El tomate natural envasado no es una mala opción si el tomate no está de temporada, pero ¡ojo! sin azúcar añadido, por supuesto. El listado de ingredientes de este procesado ha de ser tomate, sal y poco más. Es importante que no te olvides de leer las etiquetas nutricionales.

Si no has tenido tiempo de cocer garbanzos, utiliza un bote. Abre el bote y vierte  los garbanzos en un colador. Acláralos bien para eliminar el exceso de sal.

Las legumbres en conserva nos ayudan a ahorrar tiempo en la cocina y son una opción bastante saludable. No son una opción muy sostenible ni la más económica, así que, si tu ritmo de vida te lo permite, cuece tu mismo las legumbres con un trozo de alga Kombu.

La cocción de este plato es muy corta, ya que las verduras se hacen en unos minutos y la quinoa al haber estado en remojo no necesita mucho tiempo.

Si te has olvidado de poner la quinoa a remojo, primero prepara el sofrito, luego añades agua y la quinoa bien lavada y la cueces durante 10 minutos.

A continuación añades las verduras y cueces 10 minutos más. Se trata de que las verduras nos queden al dente. Si se pasan, la textura será demasiado blanda.

Te animo a probar este plato delicioso, nutritivo, lleno de proteínas y, sobre todo, lleno amor. Porque cuidarse es amarse.

Si haces la prueba, déjame un comentario.

¡Hasta pronto!

2 comentarios en “Quinoa con romanesco”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s